Nuestro colegio ha sido seleccionado para participar en el proyecto “DIGICRAFT no teu cole”, en el marco del Plan Digitalent de la Xunta de Galicia y que tiene como principal objetivo promocionar el talento digital en la escuela.

El dieciséis de octubre, cincuenta centros elegidos, de los cuales solo diez son concertados, hemos asistido a la presentación del proyecto en la Ciudad de la Cultura (Santiago de Compostela).

El proyecto “Digicraft no teu cole” surge de la colaboración de la Xunta de Galicia, AMTEGA (Agencia para la modernización tecnológica de Galicia) y Vodafone para llevar la digitalización a los alumnos de Primaria y prepararlos para el futuro. El programa tiene como base pedagógica una metodología innovadora, diseñada en colaboración con la Universidad de Salamanca, para la Fundación Vodafone España, que ha escogido Galicia como comunidad piloto. Se fundamenta en el aprendizaje colaborativo y busca la participación activa del alumnado a través del juego y la experimentación, en un contexto que estimula su curiosidad, creatividad y desarrollo emocional positivo.

Esta iniciativa pretende ayudar a los niños y niñas a adaptarse a una sociedad digital en rápida evolución y promover el atractivo vocacional de las profesiones científico- tecnológicas entre los más jóvenes, tan demandadas en la actualidad en nuestro país.

Ofrece a los centros asesoramiento y formación para el profesorado implicado, licencias de acceso a los contenidos y guías didácticas para el desarrollo de actividades y dotación de tabletas y kits tecnológicos. Con ellos, se trabajarán conceptos como: realidad aumentada, videojuegos, programación básica, inteligencia artificial y robótica. Nuestro colegio por su parte, se compromete a crear un producto final y presentarlo, al cabo de dos años, en la feria digital que se realizará con las aportaciones de todos los centros. ¡Estamos muy ilusionados!

Se trata pues, de abrir bien los ojos al mundo que nos rodea y utilizar las herramientas y lenguajes del siglo XXI para poder mejorarlo. ¡Nuestros niños y niñas se lo merecen!