La Asociación de María Auxiliadora (ADMA) fue fundada por Don Bosco en 1869 en el Santuario de María Auxiliadora de Valdocco (Turín) con el fin de promover y difundir la fe del pueblo y dar a conocer a María como Auxiliadora de los cristianos.

Esta Asociación es un grupo más de la Familia Salesiana, difundida en todo el mundo, de modo particular en las obras que cuentan con presencia de salesianos y salesianas. Colabora con otros grupos eclesiales en la vida parroquial, en especial con los de la Familia Salesiana.

Cada miembro de ADMA se compromete a vivir y difundir la devoción a María Auxiliadora, según el espíritu de Don Bosco, a rezar por todas las vocaciones de la Iglesia e imitar a María, cultivando en la propia familia un ambiente cristiano de acogida.

Entre sus actividades están: la conmemoración del 24 de cada mes, el Rosario, la novena de preparación a la fiesta de María Auxiliadora, la bendición de María Auxiliadora, la peregrinación a los santuarios marianos, las procesiones, la colaboración en la vida parroquial: liturgia, catequesis, visitas a los ancianos y a los enfermos, servicios diversos en las iglesias…