Durante este mes de octubre tuvimos la gran suerte de contar con la presencia de María Sánchez, novicia salesiana, en nuestro cole.

Nosotros, los chicos y chicas de 5º de Primaria, vivimos con ella estos días maravillosos, donde compartimos momentos de reflexión sobre nuestra vida y la suya.

El primer día fue nuestro turno, donde presentamos cada uno de nosotros y a partir de este momento pasó a formar parte de nuestra familia.

Ella, con su cariño y amor, nos ayudó cada día en nuestra tarea. Siempre con una palabra de ánimo. Pero no estaba presente solo en el aula, sino que en los recreos jugaba con nosotros, siendo así un fiel reflejo de Maín y Don Bosco.

Pero lo que más nos gustó fue acercarnos un poco más a su historia. ¿Quién era? ¿De dónde venía? ¿Quién formaba su familia? ¿Cómo nació su vocación salesiana? Con palabras llenas de esperanza, tan necesaria en estos tiempos, reflexionamos sobre la propia vida y la vocación.

Llegó el día del “hasta luego”, porque esperamos tenerla de vuelta pronto en nuestro cole. Como era un día especial hicimos una pequeña celebración para agradecerle lo compartido.

Ella también quiso transmitirnos su agradecimiento y nos sorprendió dejando encima de la mesa de la profe una postal con la particularidad, estaba escrita en italiano. En ella se plasmaba un bonito mensaje que nos llegó al corazón y nunca olvidaremos.

“Si no puedes ser el sol, sé una estrella.
Si no puedes ser una autopista, sé un sendero.
Sé siempre lo mejor de lo que puedes ser.”

Aquí te esperamos con los brazos abiertos.

¡GRACIAS MARÍA!